Compuestos de Cubierta ConVeyBelts

Fuego

La seguridad contra incendios es una cuestión tan importante que existen numerosas clasificaciones de seguridad y normas internacionales para las que se utilizan muchas pruebas diferentes para medir el rendimiento. La base de la mayoría de las pruebas consiste en exponer una muestra de una banda a la llama de un quemador que la hace arder. A continuación se retira el quemador (llama) y se registra el tiempo de combustión (duración de la llama) de la pieza de prueba. A continuación se aplica una corriente de aire a la pieza de ensayo durante un tiempo determinado después de la extinción de la llama. La llama no debe reavivarse. La duración combinada de la combustión continua (la llama visible) debe ser inferior a 45 segundos para cada grupo de seis pruebas, sin que ningún valor individual supere los 15 segundos. La importancia de este factor es crítica porque determina la distancia que la banda móvil puede desplazar el fuego.

 

Prueba de resistencia al fuego

Prueba de resistencia al fuego

Existe la posibilidad de que una banda, encendida por una fuente de ignición, propague el fuego a otras zonas (lo que se conoce como propagación del fuego). Este riesgo sólo puede evaluarse mediante una prueba de flamabilidad.

 

FLAME-10

Diseñado para sistemas de minería subterránea y de superficie (excepto carbón), cumpliendo con las aplicaciones ASTM D378 e ISO 340. Presenta una buena resistencia a la abrasión (120 mm³).

FLAME-20

Cubierta diseñada para sistemas de superficie y subterráneos (excepto carbón). Soporta materiales con temperaturas de hasta 100°C. Cumple las normas ASTM D378 e ISO 340.

Solicite una cotización

Llene la ficha de contacto ahora